5.2. Interfaces cerebro-máquina invasivas

Introducción: En esta lección, exploraremos las Interfaces Cerebro-Máquina (ICM) invasivas, que implican la implantación de dispositivos directamente en el cerebro. Aprenderemos cómo funcionan, las tecnologías utilizadas y las aplicaciones de estas interfaces avanzadas.

1. Definición y Funcionamiento de las ICM Invasivas:

  • Definición: Las Interfaces Cerebro-Máquina (ICM) invasivas son sistemas que permiten la comunicación y el control directo de dispositivos externos a través de la actividad cerebral. Esto se logra mediante la implantación de microelectrodos en el cerebro.
  • Tecnologías Utilizadas: Las ICM invasivas pueden utilizar una variedad de tecnologías de registro, como microelectrodos intracorticales, microelectrodos intraneuronales y electrocorticografía (ECoG).
  • Principio de Funcionamiento: Los electrodos implantados registran la actividad eléctrica de las neuronas en el cerebro. Estas señales se traducen en comandos que controlan dispositivos o aplicaciones externas.

2. Aplicaciones de las ICM Invasivas:

  • Control de Prótesis Avanzado: Las ICM invasivas permiten un control más preciso de prótesis robóticas y dispositivos externos, lo que mejora la movilidad de las personas con discapacidades.
  • Investigación en Neurociencia: Se utilizan en investigaciones científicas para estudiar la actividad neuronal y la plasticidad sináptica en detalle.
  • Restauración Sensorial: Las ICM invasivas se han utilizado en experimentos para restaurar la visión o la audición en animales y, en el futuro, podrían aplicarse a humanos.

3. Desafíos y Consideraciones:

  • Invasividad: La implantación de microelectrodos en el cerebro es un procedimiento quirúrgico invasivo que conlleva riesgos y consideraciones éticas.
  • Estabilidad a Largo Plazo: La estabilidad de los electrodos a lo largo del tiempo es crucial, ya que pueden experimentar cambios en su rendimiento debido a la respuesta del tejido circundante.
  • Limitaciones Técnicas: A pesar de sus ventajas, las ICM invasivas aún enfrentan desafíos en términos de durabilidad, seguridad y costos.
TE RECOMENDAMOS LEER:   2.3. Adquisición y procesamiento de datos cerebrales

4. Desarrollos Recientes:

  • Se han logrado avances en la miniaturización de electrodos y en la mejora de la longevidad de las ICM invasivas.
  • La investigación continua en la interfaz cerebro-máquina ha llevado a mejoras en la precisión y la velocidad de respuesta.

Conclusiones: Las Interfaces Cerebro-Máquina (ICM) invasivas representan una vanguardia en la conexión entre el cerebro humano y las máquinas. Aunque conllevan desafíos y consideraciones significativas, su potencial para mejorar la vida de las personas con discapacidades y para avanzar en la comprensión de la neurociencia es innegable. A medida que avanzamos en este módulo, exploraremos aplicaciones médicas y terapéuticas de estas tecnologías avanzadas.

De Ingenierías